ELPAIS: El Gobierno y el PSOE se reúnen hoy para buscar una solución a los desahucios

http://politica.elpais.com/politica/2012/11/12/actualidad/1352703808_569289.html

La dación en pago es la única solución válida

De esta forma el propietario deja de serlo, pero se le cancela la deuda. Luego si tiene ingresos, puede alquilar, y si no dispone de ingresos regulares al menos no tiene una deuda que crece a sus espaldas y que le va a resultar inasumible.

Problemas y soluciones

Apremiados por la presión social y política y por la conmoción por dos suicidios en las últimas semanas, el Gobierno y el PSOE se reúnen hoy para negociar un acuerdo que trate de frenar el drama social de los desahucios.

Y se tiene que llegar a esto? Es necesario que haya gente que se suicide, para que un gobierno tome una decisión? ¡pues vaya mierda de gobierno (con todos mis respetos)!

A mi me da la sensación de que los desahucios ‘se veían venir’, y ‘se dejaron llegar’ para ver la reacción de la gente y poder ofrecer las ‘soluciones’ que se están ofreciendo… las moratorias de pago (es decir, se sigue manteniendo la deuda al tipo de interés firmado durante más tiempo, con lo cual, aumenta la deuda, y asimismo las ganancias de los bancos a largo plazo, pues la deuda sube y el valor del dinero se devalua -se pierde poder adquisitivo con una misma cantidad de dinero-). Visto esto: se está volviendo a lo mismo, aumentar las ganancias de los bancos pese a sus errores.

Yo creo que la dación en pago es la única solución válida, ya que, los bancos, consiguen ‘la vivienda’ a un precio inferior al que la tasaron (si se piensa bien incluso así estarían ganando la parte ya pagada de la hipoteca de dicha vivienda) y los ex-propietarios dejan de tener una deuda con el banco.

De este modo, se ‘reparten’ las consecuencias: el banco ‘pierde’ por una mala tasación y por una mala gestión de sus activos, pero ‘gana’ porque tiene una vivienda y se queda con la parte ya pagada de la hipoteca, por otra parte, el propietario ‘pierde’ porque se queda sin casa y sin el dinero que ha ‘invertido’ en ella, pero ‘gana’ porque deja de tener la obligación fiscal para con el banco y puede volver a empezar sin lastres.